Antropoceno

El mar y la épica de sus hombres excepcionales, los objetos que el océano arrastra a la playa, le sirven para alterar las nociones convencionales de la realidad y comprometer la mirada del espectador. La dualidad arte-vida, hombre-naturaleza, desaparece en una obra donde los objetos reflexionan sobre la naturaleza humana a través de piezas inspiradas en estructuras arquitectónicas surgidas en las orillas marinas, habitáculos provisionales “para nadie”, unas veces espontáneamente y otras manipuladas por él, que el artista encuentra en sus paseos alrededor de la isla.